Publicado: 1 de Diciembre de 2015

La Medicina Tradicional China, medicina milenaria basada en el equilibrio natural energético del cuerpo, plantea 5 elementos o mejor dicho, movimientos, como 5 fases equilibradas de esta energía reguladora.

Estos 5 elementos basados en la naturaleza representan un movimiento transformador de la energía creadora. Estos son el Fuego, la Tierra, el Metal, el Agua y la Madera.

El elemento Fuego se le relaciona con la energía en ascensión, con la luminosidad y al verano.

El elemento Tierra se le relaciona con el movimiento circular y por consiguiente los cambios de ciclo.

El elemento Metal se le relaciona con el movimiento hacia dentro y la estación otoñal.

El elemento Agua se le relaciona con la energía descendente representada en el invierno.

El elemento Madera se le relaciona con el movimiento hacia fuera y energía que aparece en la primavera.

En los 5 elementos intervienen una gama extraordinaria de relaciones. El fuego, por ejemplo, se asocia también al corazón, a los colores rojos, a ciertas emociones como el stress o la impaciencia, etc. El fuego sirve para dar calor, para cocinar, para transformar la materia pero en exceso puede ser un gran destructor, como el agua fuente de transporte y almacenamiento que en desequilibrio puede acarrear inundaciones o sequía extrema.

En el MS Self-Kinesiology  utilizamos frecuentemente el arte de los 5 elementos o movimientos, como a nosotros nos gusta llamarles, para conocer que elemento está en exceso en el cuerpo del paciente, lo que nos dirá que elemento está bloqueado y que elemento está en defecto. Desequilibrios que en el tiempo llevarán a desequilibrar el resto de elementos consiguiendo desequilibrar crónicamente el cuerpo.

A partir de un problema físico concreto descubriremos que elemento está bloqueado y que elemento hemos de reforzar para recuperar el equilibrio físico perdido.

La gráfica que os mostramos  clarifica este proceso equilibrador.